Los niños ayudan con la tarea | Estoy Sano

Cuando el niño tiene más de 3 años, por lo general las mamás no están demasiado cansadas para acompañarlo todo el día con todas sus actividades porque generalmente el Pequeño puede quedarse atrás para hacer las tareas del hogar. A esta edad, los niños ya tienen la capacidad de pensar, moverse y hablar de manera adecuada y correcta. Su cuerpo también es lo suficientemente fuerte para realizar diversas actividades, no pasa nada si le pides ayuda a tu pequeño con los deberes, ¿verdad?

Muchos padres sienten que dejar que sus hijos mayores de 3 años ayuden con la tarea de sus padres es lo mismo que torturar a sus hijos por permitir que su tiempo de juego trabaje duro. Pero, ¿sabían las mamás y los papás que los niños obtienen muchos beneficios cuando están acostumbrados a ayudar con las tareas del hogar desde una edad temprana?

Los beneficios de enseñar a los niños a ayudar con las tareas del hogar no son solo una responsabilidad familiar, son más que solo aprender habilidades de supervivencia. Sin embargo, lo que importa es la participación. Participar en las responsabilidades familiares para ayudar a los niños a desarrollar habilidades sociales es clave. Además, hay varios beneficios que los niños obtienen al ayudar con la tarea, que incluyen:

  • Desarrolle la confianza en sí mismo y la independencia

Completar la tarea a tiempo y de la manera correcta hace que su pequeño sienta que ha logrado algo. Después de completar con éxito la tarea, tendrá más confianza si se le asigna otra tarea. Dele a su pequeño una tarea que no sea demasiado difícil para su pequeño, como limpiar el piso con una aspiradora. Aunque parece perezoso, cuando empiece se acostumbrará.

La tarea también fomenta la independencia en él porque siente que ha completado el trabajo solo. Ver la expresión de satisfacción en el rostro del niño también hará que las mamás se sientan muy felices. Más tarde, se acostumbrará al trabajo y empezará a hacer las cosas por su cuenta.

  • Enseña la importancia de completar las tareas.

La limpieza de la casa que se ha enseñado desde la infancia será útil para los niños en el futuro cuando sean mayores. Se sentirá responsable en la escuela y en casa porque está acostumbrado a que le den asignaciones desde la infancia. Cuando no puede terminar la tarea, el niño generalmente se esforzará más hasta que pueda terminarla. Eso es lo que aplicará en el futuro.

  • Entrena la motricidad fina y gruesa

Quizás tu pequeño esté acostumbrado a colorear, dibujar y correr. Pero todo eso no es la responsabilidad que recibe cuando termina de hacerlo. Actividades como doblar la ropa entrenarán su motricidad fina y completarán las responsabilidades dadas por las mamás y ayudar a los papás a limpiar el auto que ha sido lavado fortalecerá los músculos de los brazos de tu pequeño.

  • La clave para el éxito

En comparación con decirles a los niños que jueguen mientras sus padres hacen la tarea, hacer que los niños hagan la tarea puede desarrollar un sentido de ayuda en ellos mismos con el tiempo. Hay varios estudios que revelan que al aprender a ayudar con la tarea, los niños que han sido entrenados desde los 3 años tienden a tener más éxito en la edad adulta.

Este éxito se ve desde un alto coeficiente intelectual, un gran sentido de responsabilidad, completar con éxito las tareas a tiempo y ser competente en términos de trabajo. Trate de dar tareas que sean livianas y continúen creciendo hasta la edad adulta.

  • Familiarizar a los niños para que sean parte de sus deberes.

Al dar asignaciones a los niños en casa, no debe olvidarse de explicar los deberes y roles de cada miembro de la familia y todos los miembros de esta familia deben participar en ella. Al explicarle que las tareas del hogar se hacen juntos, llega a saber que su papel en la familia es importante.

  • Practica la limpieza y el orden

Al enseñarle a su pequeño a hacer bien las tareas del hogar, será más fácil para las familias encontrar las cosas y pensar con claridad porque la casa está limpia y todas las cosas se mantienen organizadas. Familiarice a su pequeño tomando los juguetes con los que jugaba y guardándolos cuando termine de jugar es una buena manera de desarrollar hábitos que lo beneficiarán ahora y en el futuro.

Las mamás y los papás también pueden darle a su pequeño una tarea o tarea que sea apropiada para su edad y capacidad. Por ejemplo, si le vas a asignar una tarea por primera vez, primero debes saber qué le gusta y qué le resulta fácil. Por ejemplo, a su pequeño le gustan las actividades fuera de casa, las mamás pueden pedirle que ayude a los papás a limpiar un automóvil que ha sido lavado o que ayuden a las mamás a llevar los comestibles después de las compras. (AD / OCH)

Mensajes recientes