Consejos y reglas de alimentación para pacientes con hepatitis

Los pacientes con hepatitis siempre deben adoptar un estilo de vida saludable para minimizar el daño al hígado. Además, esta enfermedad no tiene cura. Comience a proteger la salud del hígado prestando atención a los nutrientes que contiene. ¿Cuáles son las ingestas que pueden y no deben consumir las personas que padecen hepatitis? ¡Aquí está la explicación!

Lea también: La hepatitis A es una infección hepática contagiosa, esté siempre alerta ¡Sí!

Alimentos que los pacientes con hepatitis deben evitar

Alcohol

Si este no necesita explicarse más. Todo el mundo ya sabe que el alcohol no es muy bueno para la salud del hígado porque es demasiado difícil de digerir. Por lo tanto, las personas con hepatitis deben dejar de beber alcohol por completo.

Trigo y Gluten

El gluten puede causar inflamación porque es difícil de digerir. Mientras tanto, el trigo que se usa para hacer trigo ha sido modificado genéticamente para hacerlo resistente a los pesticidas. Esto hace que la comida sea difícil de digerir y también puede causar inflamación. Por lo tanto, pruebe la ingesta sin gluten o sin trigo para mantener su hígado saludable.

Agua del grifo / Agua del grifo

Esa agua del grifo contiene muchas cosas negativas, incluidos metales pesados, cloro, fluoruro y sustancias químicas no orgánicas que el hígado no puede procesar. De hecho, el agua que se usa para el baño diario también contiene toxinas que pueden ser absorbidas por la piel e inhaladas a través de los pulmones. Entonces, beba agua limpia de una botella sellada.

Comida chatarra

¿A quién no le gusta la comida chatarra? Sin embargo, aunque son deliciosos, su cuerpo no obtiene nutrientes saludables de estos alimentos. De hecho, la mayoría de la comida chatarra contiene ingredientes que debemos evitar, como grasa, azúcar y productos químicos y aditivos. Por supuesto, estos alimentos pueden dañar aún más su corazón.

Aceite hidrogenado

Los aceites etiquetados como hidrogenados, incluida la margarina y la mantequilla, también son productos que son difíciles de digerir para el hígado. Alternativamente, use aceite de oliva o aceite de linaza.

Productos lácteos

Los productos lácteos son muy difíciles de digerir. Además, las personas con enfermedad hepática son más susceptibles a las infecciones bacterianas del intestino delgado que aquellas con hígados sanos. Los pacientes con hepatitis también tienen riesgo de desarrollar síntomas de intolerancia a la lactosa.

Zumo de frutas

Los jugos de frutas contienen una alta concentración de azúcar. El azúcar no es bueno para un hígado dañado, interfiere con el proceso digestivo y favorece el desarrollo de la hepatitis viral. Los médicos dicen que las personas que padecen hepatitis pueden consumir azúcar, pero en cantidades limitadas.

Edulcorantes artificiales

Los edulcorantes artificiales también son muy difíciles de digerir para el hígado, lo que aumenta la carga de un hígado ya dañado. Los médicos dicen que el azúcar natural es más seguro que los edulcorantes artificiales para las personas con hepatitis.

Lea también: La importancia de la vacunación contra la hepatitis B para el futuro de su pequeño

Consejos de alimentación saludable para pacientes con hepatitis

Cambiar su dieta puede resultar difícil. Sin embargo, mantener su ingesta también puede mejorar su salud. Si padece hepatitis, elija alimentos que sean más seguros que otras opciones. Por ejemplo, si quiere comer algo dulce, elija fruta en lugar de helado. En lugar de beber alcohol, es mejor beber agua o infusiones. Como consejos, aquí hay una serie de alimentos que pueden consumir las personas con hepatitis:

  • Nueces
  • Verduras, como brócoli y repollo. Sin embargo, limite el consumo de patatas
  • Algas marinas
  • Jugo de vegetales
  • Frutas como manzanas, aguacates y limones. Sin embargo, el consumo de fruta debe limitarse, por ejemplo, 2-3 piezas por día.
  • Hierbas y especias
  • Ajo y cebolla
  • Té de hierbas

Como se mencionó anteriormente, las personas con hepatitis pueden comer muchos alimentos. Puede ser creativo al procesar los ingredientes anteriores en alimentos deliciosos como la sopa. A la hora de comer, hay una serie de consejos para que la ingesta de alimentos que ingresa al hígado de las personas con hepatitis sea más regular. Esto también puede facilitar la función del hígado para digerir estos alimentos. ¡Aquí están los consejos!

  • Consuma alimentos ligeros 4 veces al día. Nunca coma alimentos que sean demasiado pesados.
  • No coma 5 horas antes de acostarse por la noche.
  • Consumo de agua destilada como bebida principal.
  • Come despacio y no te apresures. Los médicos también recomiendan que las personas con hepatitis mastican los alimentos hasta que estén terminados y triturados por completo antes de tragarlos.
  • Para agregar sabor a la comida, puede agregar sal. Sin embargo, asegúrese de no tener presión arterial alta y de que su cuerpo no tenga problemas de retención de líquidos.
  • Si de repente se siente cansado, lo más probable es que sea una señal de que está comiendo los alimentos incorrectos o comiendo demasiado. Si esto sucede, intente recostarse un rato.

Lea también: ¡Vamos, conozca la hepatitis!

Para las personas con hepatitis, una dieta saludable es muy importante. Si le resulta difícil cambiar su dieta, inténtelo de forma lenta pero segura. Sin embargo, minimizar y prevenir el daño hepático es muy importante para el futuro de quienes padecen hepatitis. Además, una dieta saludable también puede reducir los síntomas de la hepatitis, facilitando la movilidad.

Mensajes recientes